Videojuegos activos frente a actividad física tradicional

Uno de los temas más de moda en lo que se refiere al mundo de los videojuegos, es sin duda la utilización de cierto tipo de videojuegos llamados activos como herramienta para luchar contra la obesidad infantil.

Videojuegos Actividad FísicaComo todos sabemos, los videojuegos siguen ocupando el puesto más alto en el ranking de ventas, así, consolas como por ejemplo Wii, una consola que gusta tanto a los padres como a los niños y la Kinect para la Xbox 360, ocupan muchas horas en el ocio de los niños. Frente a las pantallas pequeñas de la Nintendo DS o de la PSP, la Wii y la Xbox 360, que se instalan en la pantalla de la televisión, producen un mayor descanso visual durante el tiempo de juego. La visualización en 3D también permite al usuario moverse mientras juega, lo que supone una gran ventaja frente al sedentarismo al que obligan otras videoconsolas.

¿Pueden los videojuegos reemplazar la actividad física?

Pero debemos tener cierta mirada crítica y no llamarnos a engaño, ya que aunque este tipo de consolas proponga modalidades deportivas como el tenis, el golf o los bolos, la energía desplegada en el salón de casa no sustituye a la práctica deportiva, como se ha demostrado a través de diversos estudios especializados.

En este sentido, médicos infantiles nos aconsejan que los niños, sobre todo a edades más bajas, deben en todo momento jugar a juegos más tradicionales y con juguetes que fomenten la psicomotricidad, la creatividad y los valores sociales porque estos nuevos juguetes tecnológicos no ayudan a combatir la obesidad ni el sedentarismo ya que pueden causar situaciones de elevado estrés perjudiciales para el menor y para su correcto desarrollo.

Teniendo esto en cuenta y aunque este tipo de videojuegos parezcan inofensivos, es importante que los padres tengan siempre controlado el tiempo de juego que permiten a sus hijos jugar. En este sentido, los especialistas recuerdan que no es muy aconsejable dedicar más de 3 o 4 horas a la semana a esta actividad y jugar un máximo de una hora al día con un descanso a los 30 minutos, e igualmente controlar contenido bélico o violento de los videojuegos que ofrecemos a los niños y la edad para la que están recomendada.

Debemos empezar a desterrar las falsas creencias y estar bien informados, no podemos pasar de considerar a los videojuegos como malos por esencia a considerarlos la herramienta que todo lo soluciona. Es cierto que son una herramienta muy útil, pero con el control necesario por parte de los adultos, sin el cual más que la citada herramienta se convertirán en una de las causas de los problemas de obesidad, educativos y de aprendizaje de normas por parte de nuestros jóvenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s